LOCALIZACIÓN

CONTACTO

Colegio Mayor Padre Poveda

c/ Isaac Peral 60

28040 Madrid

+34 91 456 25 89

secretaria@cmppoveda.es

  • White Instagram Icon

Próximo a la Plaza de Cristo Rey y a la Ciudad Universitaria. Buena comunicación con la línea 6 (Circular) y 7 del Metro: Estaciones de Metropolitano y Guzmán el Bueno e Islas Flipinas, respectivamente; y con las líneas de autobuses: Circular (C1 y C2), 2, 12 y 44.

Aviso legal

CALENDARIO

El CM Padre Poveda forma parte del Consejo de Colegios Mayores de España y de la Asociación de Colegios Mayores de Madrid

PILARES DE NUESTRO PROCESO EDUCATIVO

La misión de los colegios mayores de la Institución Teresiana se centra en la formación integral de la mujer por medio de la fe y del estudio desde el carisma de Poveda como un proceso gradual que llega hasta la edad adulta. El lugar que ocupa la acogida y la integración “adecuadas” de las nuevas colegialas en el Colegio Mayor Padre Poveda es primordial si esperamos que la persona responda al potencial educativo que le brinda el Proyecto para este momento de su vida universitaria. 

El Proyecto Educativo del Colegio Mayor está sostenido por los siguientes aspectos: 

la Convivencia

La persona que viene a nuestro Colegio Mayor, desde el momento de su llegada, se ha de sentir confiadamente acogida para así poder iniciar con serenidad e ilusión sus estudios y desarrollar, a su vez, sus capacidades y valores, a través de un ambiente cálido y familiar donde pueda ser “ella misma” y hacer opciones libres y responsables al tiempo que es protegida su dignidad e integridad personal y la de sus compañeras. Nada de lo que provoque en ellas “temor, sumisión o aceptación pasiva” es admisible nuestra convivencia. 

Este clima de acogida es brindado a las nuevas colegialas desde el momento en el que hacen la entrevista y son admitidas en el Poveda sin distinción entre ellas y las compañeras que llevan más tiempo, exceptuando la adaptación y asimilación del Proyecto Educativo por parte de las estudiantes que ya han hecho un recorrido. Por esta razón toda postura de superioridad, imposición o clasismo entre las colegialas no tiene lugar posible en nuestro ambiente colegial. 

Desde el primer día de su estancia en el Colegio Mayor las nuevas colegialas se implican en una convivencia caracterizada por el diálogo sincero y sin coacción, y por actitudes honestas y verdaderas que puedan superar cualquiera de los conflictos que en ella se generen. 

Las sugerencias y propuestas que hacen las colegialas con la finalidad mejorar la convivencia y la participación son acogidas a través de los órganos colegiales y mediante un diálogo claro, comprensivo con las situaciones que presentan, cercano y consensuado entre el Equipo y las colegialas. 

Las actividades que se organizan en el Poveda cada comienzo de curso, para acoger a las nuevas colegialas e integrarlas con el resto de sus compañeras en la vida colegial, tienen el sello de un modo de pensar y hacer povedano, desde la naturalidad en el modo, la verdad en las intenciones y la alegría y confianza en los logros. 

 

el Estudio

El estudio es uno de los objetivos principales de la estancia en el Colegio Mayor. Para que sea posible el rendimiento académico de las estudiantes y, a su vez, las colegialas estén abiertas a la formación cultural que les proporciona el Poveda, el Equipo Directivo y las colegialas buscan juntas los medios para este fin. 

Las colegialas sienten la responsabilidad de organizar su tiempo de estudio y de participación en la vida colegial. Se ve necesario cuidar este espacio, para que ni las excesivas salidas, ni los múltiples eventos de la ciudad universitaria impidan a las estudiantes centrarse en sus clases y en la vida colegial desde su comienzo 

 

la Participación

La implicación de las colegialas en la marcha de las actividades es clave fundamental de nuestro Proyecto y es un deseo por parte de las colegialas participar en la gestión y desarrollo de las actividades.

 

Desde los comienzos, San Pedro Poveda recomienda que las colegialas “participen en todo aquello que comprendáis les ha de ser grato, procurando que lo sea todo lo que pueda reportarles provecho (...) comenzando por la participación en planes y proyectos.”

 

Todas estas claves nacen de la fe que San Pedro Poveda siempre tuvo en la juventud y en su capacidad de compromiso. Por eso escribió aquellas palabras casi utópicas: “¡Oh juventud, arma poderosa, brazo casi omnipotente, fuerza del mundo!” Poveda imaginaba esa juventud unida para el bien, para la generosidad, para la entrega y afirma: “¿Qué podéis hacer? Vosotros podéis conquistar el mundo, ni más ni menos.” 

 

la Integración

La pertenencia al grupo así como la vivencia de sentirse integrado en el mismo es una de las claves fundamentales para que la experiencia de convivencia en el Colegio Mayor sea plena. Como ya se ha expresado anteriormente, las sugerencias y propuestas que hacen las colegialas para fomentar la participación y la acogida de las nuevas son expuestas y recogidas a través de los órganos colegiales en diálogo con el Equipo. 

Es muy frecuente escuchar que las novatadas son una forma de integración (en ocasiones esta idea es llevada al extremo en términos que sugieren que las novatadas son la “única forma de integración posible”) en el Colegio Mayor. Sin embargo, la postura del Colegio es que la integración ocurre en muchas ocasiones a pesar de las novatadas y no gracias a ellas. Es cierto que en tiempo de novatadas se genera mucha interacción entre los miembros de las diferentes promociones, se facilita el conocimiento de unas y otras así como de algunas tradiciones y formas de funcionamiento del Colegio Mayor. Sin embargo, como también ha sido expuesto anteriormente, estos beneficios pueden ser alcanzados a través de otras actividades que no conlleven los claros efectos negativos que sí acarrean las novatadas en todos los agentes implicados. 

Es claro además, que cada año se produce una fractura más o menos grave y más o menos visible entre quienes participaron en novatadas y quienes no lo hicieron. Esto último convierte las novatadas en una forma de integración injusta y poco libre, que tiene poco en cuenta la personalidad y la unicidad de las colegialas que entran nuevas. El testimonio de quienes han sufrido esta exclusión por parte del grupo es a menudo distinto al testimonio de quienes defienden estas prácticas, que suelen negar que esta exclusión se produzca.

 

Por este motivo, consideramos de capital importancia distinguir lo que sí consideramos integración de lo que no así como diferenciar qué actividades son permitidas o no en el Colegio Mayor Padre Poveda: 

Integración

Actividades que aunque diferencian entre unas promociones y otras, no suponen situaciones humillantes: Competiciones entre las diferentes promociones, actividades en que las recién llegadas deban presentarse, las recién llegadas organizan un evento/fiesta/actuación para el resto de promociones, etc.

Actividades compartidas en las que la participación es (o puede ser) conjunta en alguna medida: Gymkanas, viajes, excursiones, juegos, fiestas, cenas, etc.

Actividades que no necesitan tener lugar a escondidas: Tomar unas cervezas, ir a una fiesta, hacer deporte, participar en competiciones, hacer turismo por Madrid, etc.

Actividades que respetan la voluntad de cada persona a la hora de participar y permiten que la participación sea variable: Respetan la personalidad de quienes participan y cada uno puede elegir hasta qué punto quieren participar.

Actividades en las que se transmiten las tradiciones del Colegio Mayor, sus valores y su espíritu.

No integración

Actividades que diferencian entre unas promociones y otras pero son humillantes o establecen una relación de poder-sumisión:

Las colegialas de la primera promoción deben actuar como “sirvientes” de las mayores, son tratadas de usted, son mandadas y ordenadas.  

Actividades que segregan en dos grupos jerárquicamente distintos, en las que unas ordenan a otras lo que deben hacer pero quienes proponen las actividades no participan y no elegirían hacerlo junto a ellas: comer comida de animal, beber grandes cantidades de alcohol en poco tiempo, tirarse por el suelo, disfrazarse ridículamente, etc.

Actividades que debido a sus características, tienen lugar a escondidas (no sólo del Equipo directivo si no de otras fuentes de autoridad: padres, profesores, policía, etc.): Tener acceso a propiedad privada de las nuevas, asaltar una cafetería pública, exponer el cuerpo, disfrazarse de cosas denigrantes, etc.

Actividades que no respetan la voluntad de cada persona a la hora de participar o existe algún tipo de coacción: Una vez que la actividad ha comenzado, no se puede parar o se ejerce algún tipo de presión directa o indirecta.

Actividades en las que se dan diferentes formas de violencia (verbal o no verbal) en aras de una supuesta tradición.